sexo en avion

¿Cómo tener sexo en un avión?

Uno de los espacios donde nuestra apasionada imaginación da rienda suelta al sexo es en los aviones. Y es porque es un medio de transporte que hace que en muchas ocasiones estemos en contacto con la misma persona durante varias horas y, lo que es mejor, a kilómetros del suelo. Sería como tener sexo en el mismo cielo.

Love is in the air

A muchos se nos viene esta canción, pero es que existe una compañía de vuelos en Estados Unidos que publicita la opción de tener sexo en sus aviones y de forma totalmente legal: Love Cloud se llama.
La oferta es tentadora, por poco más de 799 dólares podrás cumplir tus fantasías en un avión, eso sí, va por minutaje. Por lo que en un paseo de media hora debe darte tiempo a todo. Si necesitas hora y media entonces tendrás que pagar casi 1399 dólares, el piloto aterrizará y te interrumpirá sí o sí porque debe darles tiempo a que entre otra pareja.
Así que ya sabes, si tienes cash suficiente para ello, puedes ir a coger un vuelo hasta Las Vegas y de ahí comenzar el tour privado por el aire con Love Cloud. Y si no le ves sentido a esto y eres como el resto de mortales que prefiere hacerlo sin que le pillen en un avión low cost de Ryanair, entonces no te preocupes, que aquí vamos a contarte todo lo que deseas saber.
Hay un par de investigaciones sobre la frecuencia de sexo entre pasajeros en un avión y de los tripulantes. El estudio indica que el 14% de las relaciones se han mantenido dentro de la cabina donde el 21% han sido con tripulantes, entre compañeros.

Los tripulantes contradicen estos datos, afirmando que son los pasajeros los más osados tanto en cabina, como en los asientos y en el servicio.
Otro de los datos que han salido a la luz es que, en los vuelos más largos, tienden los pasajeros a ser infieles a sus parejas con personas que acaban de conocer o compañeros de viajes con los que quieren despedirse a última hora.
Y es que es normal que hasta los famosos se atrevan a tener sexo en los aviones. Muchos de ellos como Cara Delevigne, Chrissy Teigen, Miranda Kerr, Chris Brown o incluso el actor Liam Neeson han confesado haber tenido sexo en un avión comercial. Bajo una manta, eso sí. Muchos afirman que es el sitio más difícil donde lo han practicado y muy pocos han repetido. La fama es lo que tiene, que estás 24 horas con la atención de los demás. Por suerte al resto de personas, a no ser que seas súper atractivo, no nos miran y pasan de nosotros permitiéndonos darnos placer en cualquier lugar y momento que deseemos. Algo bueno tendría que tener no ser una celebridad, ¿no?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *